viernes, 20 de marzo de 2009

UNA CESÁREA AL ASUNTO (updated)

.
Parece que el gesto honesto de Cesar Reynel Aguilera fue en "evento circunstancial", pero todas las cosas son útiles a la larga, y esta ha servido para demostrar que esta gente son peores que sus supuestos enemigos. Basta una mínima diferencia de opinión y te desechan como una silla plástica (no te fusilan porque no pueden).
Cesar es atacado con fiereza de pandillera por la “tigresa de Paris” y gimotea como Pérez Roque o Carlos Lage, rogando comprensión por su desliz:

"Zoé, hasta dónde yo sé, o interpreté, tú y yo estábamos en la misma cuerda. No iríamos a algo así, pero respetamos el derecho de cada cual a ir o no ir, No sé de dónde has sacado, o se te puede haber ocurrido, que mis palabras iban dirigidas a tu persona. Ni por la mente me pasó."
César Reynel Aguilera / Mar 20, 2009 at 1:00 am

César, se nos olvidó decirte que para tener ideas propias y exponerlas, hay que estar dispuesto a mandar para… lejos a estos mercenarios del extremo, y tener dignidad para sostener lo que uno dice, al precio que sea.
.......................................................................................
.
"Reunirse con Senel Paz es malo porque ya Senel Paz —cuando firmó esa carta apoyando el criminal fusilamiento de aquellos tres jóvenes— dejó de ser bueno para siempre, dejó de ser persuasible, dejó de ser digno de una invitación a pensar de forma distinta y, quizás, a redimirse. Para estos defensores del NO resulta imposible imaginar que mañana a Senel Paz se le ocurra marchar por las calles de La Habana en una manifestación anticastrista o que, llegado el momento, esté dispuesto a exigir, a riesgo de su integridad física, la hipotética liberación de una Yoani Sánchez. Si eso sucediera, los defensores del NO, una vez que terminen de reír, dirán que Senel se suicidó porque su conciencia no lo dejaba vivir, pero que al menos lo hizo de una forma 'productiva'."
César Reynel Aguilera

Los seis grados de la conga
Penúltimos Días / March 19th, 2009 · 9:43 pm

Nosotros también tenemos una pequeña duda, estimado Cesar, y es lo normal (no te preocupes), cuando uno piensa con sus propias neuronas. A ti puede parecerte extraño eso de dudar, pero es natural que así sea siendo una cosa novedosa para ti.
Como tú, no entendemos como puede haber dejado Senel “de ser bueno para siempre” cuando, para poner dos ejemplos de los más notables:

El inefable Guillermo Cabrera Infante, que llegó a convertirse en un símbolo de intelectual intransigente ante la dictadura y es venerado por los extremistas de hoy; desde las paginas de Lunes justificó el “baño de sangre” durante los primeros años de la revolución. Tuvieron que caerle a Sabá y darle dos bofetones a Padilla para que despertaran sus conciencias humanistas y dejaran de imprimir con la sangre de cientos de fusilados, elogios y justificaciones de la barbarie.
Otro ejemplo, entre muchos, es el de, el hoy “paladín de las libertad y los derechos civiles en Cuba", el camaleónico Raúl Rivero, que se paseaba por las provincias de la isla, destruyendo a jóvenes escritores (por el sólo hecho de no escribir, como él, odas al sistema, o no adularle), con acusaciones de “evadidos de la realidad revolucionaria", “elitistas” y para lapidarlos definitivamente: “contrarrevolucionarios". De su comportamiento en la cárcel podrán hablar sus compañeros. Nosotros no nos comimos sus panfletos de Cervero (Κέρβερος Kérberos) del régimen en Cuba, y no nos comeremos tampoco sus panfletos de signo negativo, ahora acá; pero las miserias ajenas no nos manchan. Con las propias tenemos, y con ellas nos sentamos en cualquier mesa y con cualquiera a exponer nuestras ideas.
Acometer, estimado Cesar, el sano empeño de hacerse de una idea propia, con errores propios que no nos avergüence asumir, nos engrandece y nos hace respetables. Una vez elogiamos su inteligencia, y hoy nos alegra elogiar un gesto honesto, que esperamos no sea una evento circunstancial. Crece usted con él.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de esto, Tirofijo, hay muy poco que decir. Has dado en el blanco.

Veritas dijo...

Oye Tirofijo muy buenas tus consideraciones...

Anónimo dijo...

Muy bien. Y en efecto, la historia es muy complicada. Eso que le ha pasado a Aguilera era de esperar. Tuvo ideas casi propias y tropezó con la intransigencia, para no perder el favor de quien lo entrevista en París, aun cuando no se merezca ni la entrevista ni París. A correr entonces en sentido contrario. Como si lo que ella dijera fuera la palabra sagrada. Lo que citas de Cabrera Infante parece que es cierto. Y hay quien dice (yo no, yo soy muy joven para saberlo) que Cabrera aspiraba a un puesto de embajador en Londres. Ignoro si eso es verdad. En todo caso, ni que haya apoyado los primeros fusilamientos, ni que se decepcionara por no ser embajador, disminuyen su obra ni su actitud posterior. Cierto también, y eso lo conozco mejor porque sé de muchos que lo sufrieron, que Raúl Rivero fue un inquisidor de altura cuando colaboraba con Guillén en la UNEAC. Se opuso a todo lo que fuera un atisbo de poesía que no fuera la suya, y persiguió y llamó evadidos y maricones a muchos. Ahí están Reina María Rodríguez, Osvaldo Sánchez y muchos más. Al mismo tiempo creo en el arrepentimiento de Raúl Rivero y creo, mucho más todavía, en su buena poesía. Hay más casos. Jesús Díaz. Todos lo conocemos. Fue tan ardiente persecutor como luego anticastrista. Cuando estaba al frente del núcleo del PCC del ICAIC le hizo la vida imposible a Humberto Solás. Humberto, el que firmó la carta, fue una víctima de todos esos intransigentes. Después ya sabemos cómo sucedió lo demás. Entonces, ¿por qué la guerra es contra unos y no contra otros? ¿Por qué ahora es Senel Paz el chivo expiatorio? La pregunta, evidentemente, no es esa. Senel es un escritor de quinta fila, casi kitsh, pero no se trata de eso. La palabra es esa que éscribió la señorita Brower y secundó Abreu: guerra. Se ha dicho aquí que no hay verdadera intención de resolver el problema de Cuba. Yo lo creo. El problema no es ayudar a instaurar la democracia ni mucho menos. El problema es subir la escalera de un éxito extraliterario. Una batalla por ver quién está en la foto. Los extremos se tocan y ahí está el coro de los gritos y las batallitas que solo resuelven problemas personales. Sé que es inútil todo lo que estamos diciendo. Por lo demás, el cobardón de Senel Paz, escitor rosado de quinta fila, y pusilánime hasta para vivir, es diez veces mejor persona que la señora Valdés, que como escritora está diez filas más atrás. Y no hablo de Abreu porque nunca lo he leído y creo que tampoco lo haré. Hay muchos libros buenos por delante y la vida parece que no dura mucho. Y ya se verá, porque el tiempo todo lo pone en su lugar. Y alguien se acuerda a estas alturas de una frase que parece ridícula: "Con todos se ha de fundar, y por el bien de todos".

Anónimo dijo...

bueno al precio que sea (defender las ideas de uno) tampoco. no exageremos con martiriologias. pero que no se vire tan barato...

Willi Trapiche dijo...

alabaooo

Anónimo dijo...

En esos días, algunos periodistas y escritores cubanos comentaron el tema de los fusilamientos en sus medios, entre ellos Guillermo Cabrera Infante, del diario Revolución, quien dejó un testimonio valioso antes de volverse intolerante al extremo de negar que su obra literaria se publicase en Cuba. El 16 de enero de1959, escribió: "¿Cómo es posible que haya que dar explicaciones del ajusticiamiento de una figura tan deleznable como Cornelio Rojas? Las explicaciones sobran, porque no son explicaciones lo que se busca. Cuando toda la población de Cuba vivía bajo el terror, cuando niños de quince años amanecían acribillados a balazos en las calles, cuando se castraba, sacaban ojos, se torturaba y apaleaba, ninguna de estas voces se alzó para condenarlo; ni siquiera se dieron por enterados estos nuevos humanitarios..."

Y, más adelante, este escritor, que murió en el 2005 en Londres, expuso: "Los fusilados son criminales connotados, sus crímenes han sido cantados por ellos mismos; un pueblo de siempre sentimental no ha movido un dedo para impedir que sigan los ajusticiamientos; hasta los familiares de los ajusticiados saben que se obra con espíritu de honradez. La preocupación de ciertos oscuros senadores americanos, el dolor del maltrecho corazón de Eisenhower, los editoriales de la prensa más amarilla del espectro periodístico están muy bien dirigidos. No son las ejecuciones lo que tratan de detener, sino la marcha segura y aplastante de la Revolución Cubana..."

Anónimo dijo...

Tirito,
Me tapo la nariz y me decido a responderte. El evento tiene que ser circunstancial. Pongamos a un lado que se trata de una persona, Zoé, a la que admiro mucho, y desde mucho antes que existiera la posibilidad de ser escuchado en este mundillo. Intentemos olvidar que nadie tiene el 100% de la razón en una polémica (de otra forma no sería una polémica), y que eso obliga (nobleza además) a unos niveles de humildad y cortesía que los cobardes siempre intentan confundir con el miedo. Olvidemos todo eso y todavía quedará una razón que empuja, obliga, al carácter circunstancial del evento: Prefiero y disfruto —mil veces más— un insulto firmado a un elogio anónimo.
Yo podré pensar que Zoé está equivocada, yo podré pensar que Zoé está siendo injusta conmigo, o que no ha entendido en toda su extensión algo que quise decir; pero cuando veo el nombre de Zoé firmado al píe de esa “equivocación-injusticia-malentendido”, o lo que sea, no puedo menos que sentir una gran admiración por una persona que, sin tener ninguna necesidad de hacerlo, sin tener nada que ganar, decide firmar sus ideas de una forma que resulta extraordinariamente rara en un mundo de “machazos” que se esconden, en el anonimato, para insultar mujeres.
Si revisas un poco en tu memoria recordarás que no tengo el más mínimo reparo en mandar a alguien, cuando creo que lo merece, para... ese lejos que insinúas. Hace ya unos meses me escribiste a mi correo electrónico un mensaje anónimo, extraordinariamente elogioso, en el que me invitabas a colaborar contigo y otros dos más que también insistían, mira tú, en el anonimato. Si relees ese mensaje, y tomas en consideración la escasísima frecuencia de visitas mías a tu sitio (sólo cuando mis amigos me avisan) te darás cuenta que con mucha educación y humildad (nobleza obliga, repito) te envié, de facto, para ese sitio tan lejano que me crees incapaz de utilizar a la hora de defender mis “ideas”.
Parece que no captaste la esencia de aquel envío (se me fue la mano con la educación) Así es que aprovecho esta oportunidad para decirte, está vez de forma más directa, que te puedes ir para la casa de la recontraresi... lejanía de tus ancestros. Yo sé quién eres, Tirito, sé que eres grandote y nada me gustaría más que te tomaras —junto con tus otros dos adláteres— este envío de la forma más insultante que puedas imaginar. A ver a cuánto tocamos. Tres contrarios contra mí es la proporción que la experiencia me ha enseñado a considerar como justa. No se sientan inhibidos, díganme dónde y nos vemos. Si en tu trío hay alguna mujer, o algún efebo de cara linda, diles que los eximo de presentarse, y acepto cualquier dador que quieran enviar en su representación.
A la espera, deseoso
César Reynel Aguilera

Anónimo dijo...

He leido muchos blogs de temas cubanos y este fue el que mas me gusto por su sinceridad.me parecio muy acertado el anonimo de 20 de marzo 12:53.la condicion humana es asquerosa y la intelectualidad de cuba no queda fuera.Mi familia recibio palos antes y despues del 59.Claro los palos mas duros fueron con castro,un ser con un cerebro unico pero diabolico.Me da mucho sentimiento con los plantados y sus familias,con todos los presos.En tiempos de la inquisicion la muchedumbre iba a ver quemar al projimo,las corridas de toros gustan a millones....Ahora estan de moda los blogs de quien grita mas,antes estaba de moda ir a ver a silvio al carlos marx.Partida de hipocritas.Mi consejo:Cuando vean que una dictadura que se apodera de tu pais salgan corriendo si pueden,pero no se metan en protestas ni nada,solo traeran dolor para ustedes y su familia y nadie los apoyara,por que los que pueden hacerlo,estan mas enfrascados en luchar embajadas,becas y viajes,para luego que estan fuera ganar vitrina "apoyandote moralmente" desde su blog.Repugnante.