domingo, 17 de agosto de 2008

UN POETA RARO

Acá les transcribimos tres preguntas aisladas de una larga entrevista que le hiciera la Dra. Gertrudis Amaro San Román al recién premiado y ocasional colaborador de este blog, el poeta Emilio Vergel, cortesía del popular semanario “La Voz”, del municipio de Guaracabuya en el exilio, pueblo de la Provincia de Villa Clara, Cuba, en el cual nació el poeta.
……………………..
Dra. Gertrudis Amaro San Román: Recién ha aparecido Ud. por Miami publicando esporádicamente sus versos en algunos medios digitales y ya se habla en ciertos círculos de su talento y su maestría en el uso de los metros clásicos. ¿Qué tiempo hace que llegó al exilio?
Emilio Vergel: Vivo en Miami hace sólo dos años, después de salir de la isla de una forma azarosa que no viene al caso contar ahora.
……………………..
G.A.: Se ha conocido que su libro “El principio y el fin de la esperanza” acaba de ser Galardonado en Madrid con el prestigioso premio “PICAS DE OSUNNA”. ¿Puede decirnos algo de este libro?
E.V.: Es mi primer libro de poemas. Los textos más viejos datan de más de veinte años, y los últimos son recientes, escritos en este país. En Cuba nunca publiqué, ya que mis versos fueron rechazados siempre en todos los medios y editoriales, y las veces que envié mi libro a un concurso, al parecer resultaban demasiado pasados de moda o los temas no interesaban. El caso es que este libro es el resultado de veinte años de escribir por el solo placer de hacerlo. Más de cuatrocientas páginas de versos sin otro fin que el placer personal de escribirlos. Al parecer se publicará íntegro, lo cual hasta a mi me parece una locura.
………………………
G.A.: Una ultima pregunta. Se le ha visto en lugares públicos con la actriz Madelaine Saffco y algunos medios han comentado, no sin cierta malicia, que pudiera ser Ud. heterosexual. ¿No cree Ud. que esto puede ser dañino para su carrera?
E.V.: No debería serlo. Yo no tengo que andar pregonando por ahí mis preferencia sexuales, pues es un asunto privado, pero ante la insistencia de los medios ya he declarados en algún sitio que es así, y no me importa lo que vayan a pensar o decir. No tengo que disculparme. Yo no tengo la culpa de que me atraigan personas del sexo opuesto, no pueden cuestionarme o discriminarme por eso.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Este se ve que no es ni maricon!

joaquin g. dijo...

ni poeta

Anónimo dijo...

Coño, si para ser poeta, hay que ser maricon, dejo de escribir ahora mismo. Me gusta mucho el sabor de los bollos humedos.

Anónimo dijo...

Papito, si te gustan los bollos humedos vete a trabajar al nuevo herald o a Radio Mambi

Anónimo dijo...

Por que a esos lugares?

Anónimo dijo...

Yo tampoco se. Por que?