sábado, 17 de enero de 2009

MIRA QUIEN VIENE (¿ahora?) POR AHÍ…


Lennon en la Habana (2000) Bronce / 2.0 x 1.0 x 1.60 m
Parque de 17 y 6, Vedado, La Habana, Cuba.

Caballero de Paris (2001) Bronce / Tamaño natural
Convento de San Francisco de Asís, La Habana, Cuba.


En los predios de la filosofía, el tiempo es una instancia espuria, y nuestro filósofo de cabecera nos lo recuerda en este titular: Primero John Lennon y ahora El Caballero de París. Nosotros, atentos a los recovecos del pensamiento y con sed de cosechar algo en la huerta de los elegidos, tomamos el camino errado y cometimos la “pifia de profano” de ir a constatar fechas, determinar cronologías y adentrarnos en el terreno pantanoso de las temporalidades.
Como bien se puede apreciar en el
Curriculum del autor de ambas piezas escultóricas, no altera, el elucubrante E.I., la cronología de sus instalaciones en los espacios en que hoy (ahora, aún) se encuentran. No obstante, el “ahora” en el titular, introduce una instancia, que por sugestiva, se hizo sentir en nuestra expectante actitud, emanada de la fase dealerta máxima" en que nos encontramos. Situar en “el ahora” algo sucedido en “el pasado” (2001), ¿tiene una connotación que no alcanzamos a ver?
¿Hay un mensaje subliminal que escapa a nuestras poco entrenadas dotes de interpretación, a nuestra “hermenéutica” (¿se dice así?) ¿Estamos tratando de buscar cosas donde no las hay, ni se pretendió que las hubiese? (nos sentiríamos más cómodos diciendo que “le estamos buscando la quinta pata al gato”, pero cuando se mete uno en estos temas hay afinar la pluma y creo que esta de T. S. Eliot viene al caso); o simplemente (que es como casi siempre suceden las cosas), Emilio incurre en un “acto fallido", en el que confluyen y se manifiestan todas sus preocupaciones temática del hoy (del ahora) en las cuales tiene un protagonismo lógico, la devaluación de la iconografía del castrismo, y se evidencia que a pesar del bronce en que se han fundido los torsos de nuestra estatuaria, el barro usado para modelar sus piernas comienza a ceder.

¿O será que “todos” estamos sobrevalorando “todo” y la ansiedad, ante la inminencia, nos hace ver señales por doquier?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Los numeros de Penultimos Dias ya estan publicados
Parece que Fantomas no se pudo contener y ya lo toco con limon

Anónimo dijo...

" Los pensamientos positivos son los únicos que nos permiten acumular fuerza interior y nos capacitan a ser constructivos.
Los pensamientos positivos son los que siempre dan beneficio en todas las situaciones sin atraparnos en la apariencia externa de una situación.
Pensar positivamente no significa que ignoremos la realidad a nuestro alrededor y pretender vivir en lo irreal o pretender ser otro.
Pensar positivamente significa ver los problemas y reconocer su realidad, pero al mismo tiempo ser capaces de encontrar soluciones a ese problema.

A menudo, esto requiere tolerancia, paciencia y sentido común. Es fácil ser pesimista, así como ser optimista, pero necesitamos ser muy cuidadosos
y maduros si queremos ser realistas. Una persona que piensa positivamente será consciente de las debilidades de los demás a su alrededor pero aún así dirigirá su atención hacia las buenas tendencias de los demás. Los pensamientos positivos nos dan el sentimiento de contentamiento interior y gracias a esto nuestras expectativas hacia los demás disminuyen cada vez más. Esto no significa que no nos importen, sino que dejamos de pedirles
amor, respeto, reconocimiento, etc. y hacemos que la relación sea más ligera. Éste es el mejor método para crear relaciones duraderas y armoniosas.
También cuando estamos contentos interiormente tenemos la fortaleza para aceptar a los demás tal como son sin querer cambiarles como nosotros pensamos que sería correcto. Junto a esto somos capaces de darnos tal como somos, con nuestros talentos positivos y nuestras limitaciones, sin pretender
otra cosa..."

Anthony Strano.

Anónimo dijo...

Ese es el unico escultor que hay en la isla?

Anónimo dijo...

Todos tenemos un destino, que es parte de la programación que dispone cuando naces y cuando te vas. Pero se puede modificar. Todo puede variar dependiendo del nivel de conciencia que desarrolles y de cómo enfrentes la vida. Por ejemplo: un suicida puede morir antes de la fecha que estaba
prevista, renunciando con ello a la oportunidad que le daba la vida para crecer y evolucionar. Esto es, que no estaba previsto que se suicidara. Esa fue su opción. Y lo más seguro es que lo hiciera mucho tiempo antes de la fecha que se había dispuesto para su partida.

Otro ejemplo: una persona que
esta tratando de cambiar y de ser mejor , ó alguien muy comprometido con el amor y el servicio a los demás, llega a morir. Pero en el momento del tránsito ve asomarse a través de un túnel de luz, a un ser celestial o a un pariente que le inspira confianza, que le hace saber que se le va a prolongar el plazo, terminando por vivir unos años más por cuanto lo estaba
haciendo bien. En ese mismo momento, la persona increíblemente es recuperada por los médicos, que ya la daban por perdida.

No hay nada definitivo. Por eso es que existe libre albedrío, para
demorarnos más o menos en hacer lo que debemos hacer, creciendo y madurando en conciencia.

Pero ¿a qué podría deberse el gran temor que se le tiene a la muerte?

A la ignorancia y al olvido del que somos víctimas, por haber olvidado las leyes universales, entre ellas la de Causa-efecto, y también nuestro proceso individual. Por ello es importante que nos esforcemos en profundizar el autoconocimiento, y con ello recordemos que la muerte es una vieja conocida, y amiga, no enemiga, de la que hemos aprendido mucho y muchas veces.

No hay nada que temer...Nada llega antes si uno no lo busca. Pero si nos comprometemos en darle sentido a la vida, nuestra labor no será
desaprovechada por las jerarquías superiores, y durará todo lo necesario para cumplir su objetivo que es nuestra realización progresiva.

La Muerte es como el examen a final de curso. Si uno ha estudiado, será algo fácil, sencillo, nada complicado, tendremos unas lindas vacaciones y
estaremos mejor preparados para el próximo año . Pero si uno no estudió durante el periodo que correspondía, lo más seguro es que saldrá desaprobado y tendrá que repetir el grado.

Como el tiempo realmente no existe y mas bien está sujeto a formas mentales, dependiendo de la dimensión de conciencia que se ha venido obteniendo producto de la mejor o peor respuesta que hemos dado a los estímulos externos e internos , una mayor o menor vibración es interpretada por los
Guardianes del Destino , como base para establecer el tiempo de vida de alguien, el espacio de vida temporal necesarios para que transcurran y se den las circunstancias adecuadas como para que dicha persona pueda crear
a su alrededor la ambientación propicia para conocerse a sí misma y superarse. Si la persona no se da ella misma la oportunidad, y mas bien
la desaprovecha, tendrá que volver una y otra vez bajo circunstancias
similares, pero quizás cada vez tenga menos tiempo para lograr lo mismo; o Se le exija más en períodos más cortos.

No depende de la cantidad de años el valor de una existencia, sino de la calidad y riqueza de dicha existencia. La existencia es tanto más valiosa, cuanto más útil sea para los demás.

Todo en la vida es dual, y depende cómo uno la enfrente para que se oriente hacia lo constructivo o lo destructivo. Todo en la vida es una cuestión de actitud. Lo que para una persona pueden ser grandes trabas y limitaciones
para otro puede ser un reto o una gran oportunidad partadesarrollar sus capacidades.

Si bien es cierto que todo depende de la actitud frente a las cosas, no podemos negar algo que es un hecho en el universo: la ley de Causa y Efecto.

Esta ley nos enseña que por cada acto, palabra o pensamiento positivo o negativo generaremos una reacción alrededor nuestro, que en su momento se manifestará como consecuencia. Esto es lo mismo que decir : "uno cosecha lo
que siembra, tanto en ésta como en las demás existencias"... Por eso en vuestras escrituras sagradas se dice: "Haz con otros como quisieras que hicieran contigo, y no hagas a otros lo que no quieras que hagan contigo".

Tomemos como analogía una escuela. Hay ocasiones que en determinado curso coincidimos en el mismo salón de clases con determinados alumnos como
compañeros o compañeras, y con tal o cual profesor. Eso no esproducto de la casualidad. Se puede explicar de muchas formas, como por ejemplo: que proceden de un mismo estrato social y económico; que son vecinos o viven en
una zona adyacente; que ingresaron en la misma época a esa casa de estudios; o que comparten afinidad de intereses; o que están siguiendo la misma carrera para realizar lo mismo en la vida, etc.

Así como el destino o karma debe entenderse como un proceso de aprendizaje, así también la enseñanza nos dice que no existe posibilidad de crecer internamente sino es a través de los demás.

Cada persona a nuestro alrededor, tanto más cercana o más lejana es como un maestro para vosotros, tanto de lo bueno como de lo malo. Debemos estar atentos para extraer la mejor enseñanza de nuestras relaciones humanas.

Debemos de estar abiertos a aprender de todo y de todos, pero sin que esto signifique darle oportunidad a los demás como para que nos hagan daño.

Nuestros parientes no están a nuestro alrededor para perjudicarnos o para
hacernos la vida imposible, sino para fortalecernos y a la vez para crecer juntos; superándonos cada día. Nadie está a nuestro lado para estorbarlos sino para que aprendamos de ella y a la vez le enseñemos.

Cuanto más tratemos de huir de ciertas responsabilidades más veces volveremos a ellas. Nada ha sido dejado al azar, por algo estamos donde estamos; en el lugar y con las personas con las que convivimos, y convenimos previamente . Tratemos de aprovechar esa oportunidad descubriendo el por qué de todo ello; y haciendo lo que se espera de nosotros. Porque nada es para siempre, y cada situación es una oportunidad de crecimiento que
no debe ser desaprovechada. No esperemos perder a nadie para empezar a valorarlo o para valorar a todos los demás que a están a nuestro alrededor.

Todo está sujeto como dijimos, a un destino, a un plan de vida. Como nada está dejado al azar ni es inamovible, debemos modificarlo sobre la base
de una fuerza de voluntad firme y mediante una conciencia despierta.

Somos la consecuencia de nuestra vidas pasadas, sujetos a un largo proceso de aprendizaje y crecimiento evolutivo.

El destino es el programa de actividades existenciales previstas para el desarrollo y avance evolutivo del ser. Existe para nuestro beneficio y no
para perjuicio de nadie.

La intención del destino no es otra que la de hacer que todos tengan un mismo punto inicial de partida, y que puedan alcanzar una trascendencia futura basándose en el esfuerzo individual, y al ritmo que cada uno aplique.

Quienes se encargan deestablecerlo y hacerlo cumplir son como dijimos
antes, los llamados "Guardianes del Destino" (Señores del Karma). Ellos al igual que el director de un colegio, tienen elaborado el programa de cursos (un sistema curricular) y actividades a desarrollarse según el grado
escolar de cada cual.

Cuanto mayor sea nuestra edad evolutiva, que es lo mismo que decir a mayor madurez y conciencia a lo largo de las distintas existencias, tanto mayor margen como para escoger las condiciones de cada nuevo nacimiento y de lo
que será cada existencia futura.

El destino establece el período de duración del proceso por el cual el individuo puede realizar el aprendizaje relativo a la presente existencia. Esto no quiere decir que la persona no pueda morir antes de esa fecha o después de esa fecha, porque el destino reiteramos no es algo inamovible.
Por ejemplo: si al final de una vida de realizaciones personales al servicio de otros, como puede ser también su propia familia, la persona no había acabado con la misión asignada, pero estaba a punto de lograrlo, se le
puede dar una ampliación de plazo, o otorgarle una existencia breve bajo condiciones muy similares, para culminar lo comenzado. En el primer caso, la persona viviría lo que se ha denominado: "Una experiencia de Vida después de
la Vida". Y aquel ser de luz al final del túnel observado durante el trauma del desprendimiento, y que muchos identifican con Jesús o con un ángel ó con familiares, no sería otro que alguno de los Guardianes, esperándolo a uno
para recibirlo o darle indicaciones. En el segundo caso, podría tener una nueva vida, pero breve e intensa.

Con respecto a la cantidad de años que uno vivirá, esto es muy relativo
porque bien sabemos que no depende de la cantidad sino de la calidad en la
vida para hacer más o mejores cosas por uno y por los demás, que puede
extender o reducir el período de aprendizaje. Pero según el caso podría
deberse a la cantidad de tiempo pendiente de vidas pasadas o a la necesidad
de mayores oportunidades de compartir con otros, las cuales no debemos
desaprovechar.

En cuanto al tiempo que uno se demora para encarnar entre una existencia y
otra, esta se mide mas o menos, por la misma cantidad de años que vivió; o
sino hasta un margen de doscientos años entre una vida y otra. Aunque en la
actualidad por la sobrepoblación mundial y los requerimientos evolutivos
planetarios, mucha gente se demora muy poco tiempo para volver; volviendo
algunos a encarnar al año de haberse ido.

Supongamos un ejemplo: un joven se suicidó a los veinte años por una fuerte
depresión, pero él iba a vivir según su destino cincuenta años. Ese era el
tiempo asignado como para que su vida incluyera ciertos viajes y
experiencias de compartir con mucha gente; pero todo ello se frustró. Esa
persona tendrá que aguardar los treinta años que le faltó vivir en una
dimensión frontera con el mundo físico, que es el llamado : "Bajo astral".Y
cuando vuelva a encarnar, vivirá sólo los treinta años que tenía pendientes.

Eso explicaría el por qué hay gente que muere al rato de haber nacido o al
año, o de forma súbita. Hay gente que se suicida lentamente a través del
alcohol, las drogas, el tabaco, y el consumo de todo tipo de estimulantes.
Esa gente puede estar falleciendo un año, un mes o un día antes de la fecha
prevista inicialmente; y ese sería el pendiente que tendría que vivir
después, ósea la diferencia restante.

Pero a pesar de que el proceso de evolución es personal e intransferible,
nos afecta los procesos individuales de los otros, porque el ser humano
evoluciona interactuando con los demás. No hay evolución aislada. Y están
dispuestas las cosas como para que no sólo evolucionemos en función de cómo
enfrentamos las circunstancias que nos afectan directamente, sino que
también las que lo hagan indirectamente, a través de los más cercanos a nosotros.

Recordemos que parte importante del proceso evolutivo es cuando dejamos que
el amor nos afecte a través de la solidaridad, la caridad y la compasión. Y recordemos también que cuando alguien a nuestro alrededor fallece, no
debemos permitir que lo mejor de nosotros muera con esa persona, sino que lo mejor de esa persona viva con nosotros y nos inspire para seguir adelante.
Que nuestra vida sea el mejor homenaje al recuerdo de quienes nos precedieron.

Anónimo dijo...

quien sera el comemierda que se tira esos rollos de comentarios estupidos que a nadie le importan y que no tienen que ver con el tema

Anónimo dijo...

Ningún comemierda: alguien que quiere desviar los temas. Se ve que los copia de cualquier web para hacer bulto aquí.

Anónimo dijo...

TIROFIJO, FANTOMAS...AHORA PERDONADITOS, E INCLUIDOS EN EL BLOG DE iSIS & COMPANIA, SE PONDRAN A ESCRIBIR Y DEJAR LA GUERRITA?.

CLArO QUE SI, LOS MALAMADOS YA TIENEN TETA EN CASA DE ZOE. SE ACABO LA BUSQUEDA DE LA VERDAD; las DENUNCIAS Y LA PERSECUSION A ERNESTO..

.Y CASTRO SE CAERA UN DIA DE ESTOS...

YA ESTAN EN LA LISTA, YA LES ESCUCHAN Y LA MANIPULACION Y EL SOBORNO POCO IMPORTAN, ERES UNO MAS.

LA FALSA JERARQUIZACION DE LA CULTURA CUBANA SEGUIRA...

BRAVO Y FELICITACIONES A LOS DOS.

Anónimo dijo...

Y además Hernández el Busto está cabrón con los de Tumiamiblog y con Ramón Alejandro, que ya no postea en PD. EHB, que es compinche de Chocho Valdés, al saber de la enemistad entre Ramón y Chocho, dejo de publicar a aquel. Y Ramón Alejandro, que no vive de mendigar sino de vender sus cuadros, se fue a Tumiamiblog, que no pide dinero a nadie. Eso y otras cosas más que se irán sabiendo. Lo de las cuentas claras que se lo trague otro, se parece a algo que ha implantado el BBVA para marear la perdiz. Por lo menos los de Encuentro dicen quienes los subvencionan. Y con cuánta plata...

Pero además, no sé si saben que en España las donaciones están fiscalizadas, y que para adjudicarse los 300 y pico de euros que el se pone como sueldo, tendría que pagar una cuota de autónomo (alrededor de 250 euros mes) o bien tener registrada una empresa (Penúltimos Días Sociedad Limitada) e igualmente pagar impuestos.

Anónimo dijo...

ESTA ES LA ULTIMA COLUMNA DE WENDY GUERRA:

8 de enero de 2009.- 'El señor Nadie' es un cuento del escritor cubano Eliseo Diego.

Nombra una monumental escalera que lleva a una altura especial, una escalera de caracol sin fin. Alguien pregunta desde el abajo: -¿Quién está ahí? ¿Quién sube la escalera?
Sobre el eco de los escalones de mármol retumba la respuesta.
- Nadie, nadie.

¿Ha sido realmente así? ¿NADIE ha subido la escalera?

Es un lejano recuerdo que tal vez he deformado, un soplo impreciso viene desde mi adolescencia y aún me provoca erizamientos si lo leo al dormir y transito con NADIE por las escaleras. ¡Qué miedo!

Hace poco tropecé con una amiga con la que estudié el curso: 79-80. Trataba de cotejar mis recuerdos con los suyos. Nos recordaba a ambas camino de un acto de repudio, íbamos uniformadas y en fila india. Mi amiga se horrorizó. No, no era ella. Es más, yo tampoco estaba presente en aquel 'pase de cuentas'. Según ella, de nosotras, NADIE. NADIE del aula fue testigo de aquello, dijo mi amiga mientras se sonreía nerviosa. ¿Nunca estuvimos allí? Yo digo que sí, que allí estaba yo. Es algo que retengo muy bien. Una tela de araña que se enreda en mi mente y regresa a veces cuando avanzo de lleno en la multitud. Claro que fuimos, nos llevaba la maestra.

Sigo preguntando y resulta que por lo general la gente 'pasaba por allí' Y fue así, como de 'milagro' que fueron testigos de los 'actos de fe' del 80. Sin embargo, NADIE es sincero y confiesa que dio golpes, que tiró huevos o tomates por convicción.

Pegar y arrastrar 'al gusano desertor', de eso nada. ¡Dios mío! Pero qué tipo de Alzheimer político es éste. Las personas tiran la puerta y, click, olvidan el pasado reciente de nuestras vidas. Se trata de nosotros, eh. ¿No se dan cuenta de que nosotros somos los actores de esta misma película? No es un monólogo, esto ha sido coral. ¿No se dan cuenta de que existen documentos, fotos y sobre todo una memoria colectiva que siempre es circular?

La madre de otra amiga fue destinada dos veces en Asia. Primero como diplomática, bueno, más bien como esposa de dos hombres distintos; el padre de su hija y luego a quien ella eligió como su 'diplo padrastro'. Gracias a sus matrimonios, siempre quedaba en el mismo cargo y en el mismo continente. Tal vez le tomó el gusto al arroz con palitos. Hoy vive exiliada en Bruselas y: ¡Bendita desmemoria! No recuerda que llegó allí como diplomática. "De eso no se habla". ¿Asia? ¿Pero qué Asia? Yo fui a Asia de turismo antes de la revolución. Me quedé helada ante la rotunda aseveración.

El tercer caso es sintomático, es el de un señor que escribía versos a los guerrilleros centroamericanos; dice el rumor que hasta tuvo una amante en 'El Frente' de quien recibió favores y mediaciones. Aceptó premios políticos, viajó en delegaciones oficiales, y hoy, click, sin poner el indicador, es juez de todos. Muchos guardan aquellos textos llenos de euforia y 'poética revolucionaria'. Las antologías le incluyen, pero él lo niega; pisa, persigue y deshonra su nombre en una pureza inexistente. No recuerda las fotos en Palacio, sus apuntes a propósito de esas noches. Juzga a diestra y siniestra. Olvida que existen testigos y documentos; olvida que los libros sobreviven y la vida transcurre con referentes imborrables.

Encender y apagar la luz es ya un ejercicio de la memoria. No propongo recordar en busca de un pase cuentas, no, pero antes de culpar y señalar hay que tomar un aire y luego, meditar lo que hemos sido en estas décadas. ¿Quién tocó las alturas sin pisar cada escalón, será sólo 'El señor Nadie'? A la enfermedad que termina por bloquear determinados eventos se le llama amnesia lacunar.

Es lastimoso acumular rencor. Recordarlo todo, todo no creo que sea muy sano, pero el olvido soberbio nos separa de la realidad, dilata y diluye la verdad y da por cierto lo que no ha ocurrido. Bloqueamos lo que no soportamos de nosotros mismos. Condenamos nuestro espejo.

La omisión de los sucesos en un país empieza por nuestro olvido propio. El primer paso para el reencuentro es aceptarnos y aceptar lo que hemos sido, mostrarnos con el sentido del pudor o del humor; asumir lo vivido con vergüenza u orgullo, perdonarnos y ser perdonados, dialogar y... a lo hecho pecho.

La revisión de la memoria histórica comienza por la revisión de nuestras cabezas.

VIDAS PARALELAS dijo...

Muy bien por Wendy Guerra, dicho con tacto. Entre los personajes que ella no nombra, hay alguna del Marais parisino, a quien todos identificamos: la que acusa a todos de copiarla, de chuparle la sangre y cualquier otra estupidez más: su brete es tal, que para lograr un supuesto apoyo entre los lectores de blogs, se enmascara en los nombres de Raskolnikov, Sin patria pero sin amo, Fernando Reichmann (¿personaje con nombre castellanizado del III Reich?) y Ruppert. Cuando la chusmería llega a su clímax, ella (o él, porque puede ser también su tercer marido), entonces se autoproclama Adela Legrá. En este derivatio nominal, ella (o él) siempre prefieren el seudónimo de Raskolnikov. Yo les aconsejo mejor el de Jean Valjean.

sticker dijo...

huangjiamadeli
mancheng
reci830
qieerxi
beidisi