jueves, 4 de diciembre de 2008

DESDE CUBA.

Virgen venerada y pura,
Santa Bárbara bendita,
pide a dios por nuestra islita
que la cosa aquí esta dura.
No voy a misa, en el cura
no confío, y aún peor,
no me causaría dolor
si al clero lo parte un rayo.
Yo soy devoto de Olallo
pero odio al dictador.


Nota: Esta décima anda circulando en la red.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Santa Barbara Changocito bendita y bendito lee este articulo y libranos del mal y extirpa las pulgas malas.

"Zoe Valdés y la prueba del algodón"
O. LESCAYLLERS
Poeta, novelista, periodista, ensayista, y crítico de arte cubano.
Xunta Galicia
Domingo, 20 de julio de 2008

Zoe Valdés necesita darse una ducha de modestia; reflexionar un poco en lo que fue y analizar lo que es. Todo ese cotarro daría una imagen opaca, muy próxima a la nada o al vacío.

Ya sé que eso de la ficción no se le da nada bien, basta leer sus novelones, donde, más allá de orquestar una cascada de groserías sin términos, el panfleto político asume el rol, hasta hacerse bazofia.

No sé de dónde saca esas garras “políticas” y esos deseos de vengarse de todo lo que le huela a comunista, cuando hasta ayer, como se dice en la isla, "estuvo chupando de las tetas" del régimen. Ella sabe y, lo sabe bien, que si hubiera que tomar represalias, por alguna rara razón de la insensatez humana, a la hora de producirse un cambio en la isla hacia la democracia, ella sería una de las perjudicadas, porque, mucho que había que cuidarse de ella cuando andaba detrás de Silvio Rodríguez, de Manuel Pereira y Alfredo Guevara; cuando, además, sin ser nadie, sin haber realizado estudios, se embarcó para la embajada de Cuba en Francia y luego figuró en un cargo en la UNESCO, representando al régimen y, más tarde, como subdirectora de la revista del ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica). ¿De cómo llegó hasta allí? Para los que hemos tenido que sufrir los desmanes del régimen no nos es difícil imaginarlo y saberlo.

Sus arribismos y oportunismos, no seré yo quién se los eche en cara y mucho menos su cambio de rumbo, todo buen capitán lo hace cuando ve que peligra su nave. Aunque en política, estas decisiones tienen otros matices.

No es difamando al adversario como se ganan las batallas políticas. No es ocultando la identidad, ni creyéndonos o queriendo hacer creer a los demás que soy el más disidente entre los disidentes, como se logra el éxito de una empresa por la libertad.

Ese ha sido y sigue siendo el error de muchos opositores al régimen de Castro. Algunos de sus hoy detractores, vivieron cobardemente lamiéndoles las botas, aprovechándose de las dádivas que les ofrecían y cuando vieron que el barco comenzaba a escorase, lo abandonaron y salieron huyendo como ratas, y resulta que ahora, sumidos en sus repugnantes demagogias, van por el mundo, según ellos, “denunciando” los desmanes del sistemas que ellos, y no otros, estuvieron alimentando y que, de alguna forma, todavía lo siguen haciendo, usando ese mismo tipo de demagogia, pero a la inversa.

Cuba no necesita ni necesitará de este tipo de personajillos para la construcción de un futuro de paz y tolerancia.

Quien lea, o escuche a Zoe Valdés, si es que tiene estómago para hacerlo, y conozca de fondo sus circunstancias, a Cuba y a su realidad histórica, política y social, si en verdad conoce estos elementos, pensará que habla con un marciano.

Desde luego, tiene razón en muchas de esas cosas a las que ahora se refiere y de las que ella fue parte y que con su actitud de entonces ayudó a fomentar, las cuales han traído estos lodos que hoy tanto les apestan.

Mientras vivió en la isla, “detrás del porro y la farándula, a la caza del último “ligue” de su preferencia”, según expresara ella misma un día en la casa de América en Madrid, nadie la persiguió ni la metió en los calabozos de la policía en las calles de Ayestarán, Zapata y 12, o Malecón, ni en las celdas de torturas de Villa Marista; entonces ella, la chinita que llegaba a La Habana proveniente de París, chapurreando un francés de poca monta y hablando de de su gato persa, calada con un sombrerito parisino, que desde luego le sentaba fatal, era todo un poema del régimen.

Sin embargo hoy, creyéndose la dueña de la isla y el destino de sus habitantes, pretende dar clases de patriotismo y moralidad, a través de Internet, la prensa, sobre todo, la prensa más reaccionaria, y su blog.

Nadie, al menos que sea un descerebrado, quiere para Cuba, una transición de venganza y vengadores, de represaliados represores, de moralistas y moralizadores. Nuestro pueblo es sabio y culto, jamás, sus legítimos defensores, incluso, en los instantes más oscuros de nuestra historia patria, han recurrido al odio o a la venganza, porque Cuba es y ha sido, en contra de lo que algunos piensan, una Nación civilizada, amante de la paz, la justicia y el progreso.

No más Castro, no más falsos intelectuales, no más oportunitas vengadores ni solapados patrioteros.

Con la desaparición del dictador y su dictadura, tienen que desaparecer los odios, las venganzas, los ajustes de cuenta, la falsa erudición y los supuestos salvadores de la dignidad del pueblo-nación.

Quien quiera defender a Cuba tiene que hacerlo con la mente clara y el corazón limpio; con la conciencia de que no se le pueden dar cabidas a los mismos males que hemos estado padeciendo durante estos 49 años.

Quien quiera erigirse en líder o símbolo de la lucha por la libertad, que lo haga con humildad y a pecho abierto, sin querer ocultar con un dedo al sol que nos cobija.

No sólo los hijos, sino todos los ciudadanos cubanos, hayan sido o pertenecido a un bando o a otro, siempre y cuando respete las leyes y las normas que se instauren en la isla, tendrán derecho a disfrutar de la libertad, la paz, la democracia y el bienestar que estas traigan consigo. Todos han de tener los mismos derechos, deberes y obligaciones como ciudadanos y, sólo la justicia; los tribunales, jueces y fiscales, tendrá el deber de sancionar con arreglo a lo que la constitución y el código penal o de derecho determinen debe ser juzgado, prohibido o sancionado, porque contravengan los intereses de los individuos o de la Nación.

Desde luego, si alguienos quieren o necesitan para demostrar lo que han sido y lo que son, que se les haga la prueba del algodón, que la hagan, a nosotros no nos hace falta, el tiempo y sus acciones se encargarán de ellos.

David Lago González dijo...

¿El anónimo le hace la encomienda a Santa Bárbara por Zoé o por Ogsmande?

TIROFIJO dijo...

Y quien es O. LESCAYLLERS?
Ilústrenos, Sr. David Lago. Con tantos títulos (Poeta, novelista, periodista, ensayista, y crítico de arte cubano) nos apena no saber quien es.

Anónimo dijo...

Me imagino que sera que nos libren de la ZV porque por lo menos el otro tiene la ventaja de no hacerle mal a nadie, digo, excepto a la ZV.

David Lago González dijo...

Yo no ilustro a ninguem. El que hacía eso era Piggie que era el Ilustrado. OL realmente me parece una persona encantadora y me resulta un tanto irreconocible en ese artículo, además de la Xunta, publicado dónde... en fin, no entiendo.

Anónimo dijo...

le aclaro las ideas Sr. Lago y le dejo el link dónde fue publicado dicho artículo http://www.xornal.com/article.php?sid=20080720190620

David Lago González dijo...

Anónimo de las 7:11.

No son las ideas las que tiene Ud., que aclararme. Muchas gracias por el enlace. Ya entré y escribí lo que consideraba, pero después leí a la izquierda que la Redacción se reserva el derecho de limitar lo escrito a quince líneas, así que no se lo que saldrá.

Ni en mi participación aquí ni en el Xornal de Galicia insulto ni falto el respeto a nadie.

TIROFIJO dijo...

No se sienta ofendido, amigo Lago, digo, por nosotros. Sólo queríamos saber quien era el tipo y como usted daba a entender que lo conocía, pues, ¿A quien mejor?. Lo de “ilustrarnos” era sólo una figura retórica que incluía nuestro respeto a sus opiniones. Saludos, sin retórica.

Constancio Baraguá ( alias Cuco) dijo...

Al "bofe" del Anónimo sabiondo que está por encima de todo:
1. De entrada caes mal "hablando mal de mujer".
2. Hay mucho odio, resentimiento, frustración en tu panfleto.
3. Si te molestan Zoé y los que ocultan su identidad por algún motivo, y siempre atacando a la Dictadura,será porque te molestan.
4. Tu también te parapetas detrás de una identidad anónima. No te habías dado cuenta?...Qué cómico!!!(como diría Magdalena, la de Bollo Manso)

David Lago González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Lago González dijo...

NO COMPRENDO por qué a los blogs de mucha más afluencia a los que he enviado la lamentable noticia de este enlace no lo han reproducido.

http://theplacewherenothingisreal.blogspot.com/2008/12/casa-de-amrica-ciclo-cuba-vspera-de-la.html