viernes, 15 de agosto de 2008

DUELO (si hay contrarios)

Intenso intercambio de “disparos” con el poeta Salcedo, al cual sus usuales compañeros de versos (Sosa, Bustro y Heriberto) dejan solo, haciendo mutis o con justificaciones absurdas. ¿Temerán a mi puntería?


TIROFIJO:

Como "el finado" insepulto

ustedes sólo se animan
cuando entre ustedes se miman
y uno a otro se hacen culto.
Se abrazan haciendo bulto
y versos, cual religión
que sus pecados absuelva.
Son monos en una selva
donde no hay ningún león.


SALCEDO:

-Como "el finado" insepulto

ustedes sólo se animan
cuando entre ustedes se miman
y uno a otro se hacen culto.
-Porque cargar con un bulto
muerto, fijo o tiroteado,
dejá a cualquiera noqueado
si no estéril o sangrón…
A las buenas: salchichón.
A las malas: sancochado.


TIROFIJO:

Ni sancochado, ni muerto,
ni fijo, ni tiroteado,
sólo viendo tu acabado
modo de versar incierto.
Y como el tema esta abierto
y la suerte ya está echada,
yo nunca le temo a nada
y aunque no eres mi enemigo
yo puedo pelear contigo
y con toda la manada.


SALCEDO:

-Ni sancochado mi muerto,
ni fijo, ni tiroteado,
sólo viendo tu acabado
modo de versar incierto.
-Tirofijo, estás cubierto
o más bien desesperado
por llegar, estás mojado
o mojada, abierta, abierto.
Vístete y seca tu llanto,*
que duele, pero no tanto.*

* Nótese la irregularidad en que incurre poeta tan experimentado.


TIROFIJO:

No soy un león, es cierto
en esto de los poemas,
pero me gusta en los temas
llegar a una conclusión.
Quiero saber la razón
por la que siempre se ve
a usted contestar. Yo se
que le temen a estas cuitas
o es que los otros son “chitas”
y sólo usted es chimpancé.


SALCEDO:

A mí no me sobra el tiempo

pero quizás sí las balas,
a mis socios les resbalas
y no les das pasatiempo.
A ellos, el contratiempo
y los arduos papelazos
de tu versos, tus balazos
perdidos, los deja igual.
¡Es mi pecado mortal
gastar bala en gallinazos!


TIROFIJO:

Les reto a todos a un duelo,
así que elijan padrinos.
Aunque estoy en mis pininos
me afirmo bien en el suelo.
No quiero que este revuelo
-sea visto bien o mal-
se erija como causal
para acusarme por gusto.
Para que esto sea justo
busquemos un blog neutral.

Y como nadie me me ha visto
y algunos hasta me niegan,
si se animan y despliegan
capa y espada, estoy listo.
Si en un aciago imprevisto
no logro cumplir mi meta;
si hay alguien que se someta
al peligro de enfrentarme
y me vence, he de callarme
y quitarme la careta.


HERIBERTO:

Salcedo, este Tirofijo
dice que nunca ha versado.
Se ve, apenas ha empezado
y es de huesos ya un alijo.
Sobre la cosas que dijo
nada tengo que abundar.
Pero si quiere pelear
le digo en forma muy clara,
siempre que muestre la cara
que escoja el arma y lugar.

2 comentarios:

casabe ronsal dijo...

Otra vez los Calamares derramando su tinta.

Anónimo dijo...

todo parece hecho por el mismo